Marketing de guerrilla IV

Don Limpio con su publicidad en los pasos de cebra nos recuerda que el eslogan que llevan utilizando desde hace años, “El algodón no engaña”, es cierto.

 

Este símbolo trata de representar los valores del producto y de hacerlo más notable. Se apoya en el hecho de que lo que nos entra por los ojos nos es más fácil de recordar que lo que percibimos por cualquier otro sentido.

 

Al observar esta fotografía (y si nos encontramos en el autocar donde lo está patrocinando) se recrea una situación habitual donde el consumo del producto se hace más apetecible. Observamos como la originalidad se convierte en uno de los requisitos más importantes para satisfacer las metas impuestas, es decir, que el mensaje sea eficaz.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s